Visión de México de Adolfo Castañón.

Los dos tomos de Visión de México recién publicados por la Academia Mexicana de la Lengua en su colección de Clásicos de la Lengua Española concentran un amplio caudal de textos de Alfonso Reyes en sus distintos géneros y registros y van acompañados de un aparato de notas editoriales, históricas y literarias que permitirán a los lectores entrever los paisajes de fondo en los cuales se desarrolló a lo largo del tiempo el pensamiento y la creación de Alfonso Reyes en torno a esa idea fija llamada México. Las más de 2000 páginas que se presentan aquí suponen años de trabajo de un equipo de investigadores, editores y correctores coordinados por el escritor y académico Adolfo Castañón.

Se trata de una obra que ante todo quiere ser un instrumento de salvación de la memoria nacional en la obra de Alfonso Reyes y una herramienta para poder vincularla con el saber hispanoamericano e hispánico. La selección realizada por el editor repasa atmósferas, lugares, personajes, voces y en cierto modo podría decirse que presenta al trasluz una historia de México vista, escrita y contada por Alfonso Reyes. Los libros vienen acompañados de notas complementarias, bibliografía e índices de notas, así como índices generales para cada uno de los tomos. La obra se divide en cuatro partes que organizan el sentido de la tarea creativa y crítica de Alfonso Reyes en torno a México y su cultura, sus ideas e historia. 

Visión de Alfonso Reyes. Coordinadores Alberto Enríquez Perea, Conrado J. Arranz. Fondo Editorial Universidad Autónoma de Querétaro. Primera edición 2017. 

Alfonso Reyes, que también conoció los hilos que movían el Derecho, sabía del concepto de lo discrecional, una suerte de espacio de libertad que deja la norma para la aplicación de preceptos derivados de ella y que, sin embargo, no están regulados. Detrás del conglomerado de normas y reglamentos que el propio hombre se da para convivir en sociedad o para discentir los límites de lo privado, se enuentran paradójicamente el propio hombre en su capacidad de arbitrio. Es decir, el hombre  se encuentra con su condición humana...

 

 Los minutos de Ulises.  César Benedicto Callejas. Universidad Autónoma de Nuevo León. Fondo Editorial de Nuevo León. 2016.

Minutos ante de morir, Alfonso Reyes permanece tendido en la cama. Mientras tanto, escucha una voz interior que reconstruye su paso por el mundo. En cada instante, Reyes presencia y revive los momentos determinantes de su vida.

La voz interior se vincula al suceder del tiempo, el cual transcurre en una sucesión melodiosa que le permite penetrar en la muerte como en un alejamiento de la vida. En el tiempo real, el hombre que trata de mantener la coherencia de su personalidad enfrenta que el morir es la dispersión del propio ser y, en la medida que la muerte se va apoderando de su cuerpo, la presencia de Ulises, en su intento de volver a Ítaca, se confunde con la propia visión de sí mismo. 

 

 

 

El suicida de Alfonso Reyes.  Universidad Autónoma de Nuevo León, Facultad de Filosofía y Letras, Editorial Universitaria UANL, Fondo Editorial de Nuevo León, ilustraciones de Rafael Teniente, 2017.

La posibilidad de descubrir las causas de una actitud hacia la vida y desvelar un mundo de interrogantes y enigmas es lo que nos ofrece la voz erudita de Alfonso Reyes en los textos agrupados en El suicida. Las incontables referencias a la antigüedad clásica, la modernidad, la literatura picaresca o erótica, la política o la crítica nos ofrecen un magnífico estudio comparado de literatura y filosofía. Y los dibujos de Rafael Teniente agregan una nueva senda para recorrer estos ensayos y guiar al lector que desee recuperar la capacidad de observar ese mundo de incógnitas. Los invitamos a participar en las indagaciones que Reyes nos ofrece sobre el sentido  de la cultura y la memoria, en estos viajes que revelan los alcances de su mirada universal.

Mtro. Rogelio G. Garza Rivera

RECTOR DE LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE NUEVO LEÓN

   

Estudiando a Maquiavelo: apuntes y una carta con epígrafe de Alfonso Reyes.

Presentación: Alberto Enríquez Perea.

Primera Edición. Universidad de Guanajuato. Universidad Autónoma de Nuevo Léon.

Alfonso Reyes llevaba en la sangre la política, hervía en su cuerpo. Lava incandescente que corría por todas sus arterias. Y, sin embargo, muy pronto supo apaciguar ese fuego, esa pasión  demoniaca, y expresarla perfectamente bien, con una ronrisa. Este arte fino y delicado como ningún otro, fue herencia que le dejaron dos generaciones de los Reyes, la de don Domingo Reyes   y la de don Bernardo Reyes, su abuelo y su padre, respectivamente. Pero de los dos, sin lugar a dudas, fue el padre su mentor, sin quererlo ni sabelo. Desde niño, Alfonso Reyes vio a su padre un gigante...